lunes, 14 de mayo de 2012

Doscientos cuarenta y ocho

No me puedo creer que lo que me separé de ti sean 248 km, tan distantes y tan cercanas a la vez. Nuestra amistad no se basa en el tiempo, ni en la perseverancia, se basa en que yo te quiero a ti, y tu a mí. En que confío en ti como en muy poca gente en este mundo. Que posiblemente cuando necesite llorar no podrás cederme tu hombro, pero tus palabras de consuelo quedarán grabadas. Confesarte, que a pesar de esta distancia prometo ir de tu mano. Por eso hoy quería decirte cualquier estupidez, algo como que TE QUIERO, darte las gracias por estar ahí, gracias, por hacerte sentir tan a mi lado siempre, que me la pela la distancia y estas chorradas, que si Barcelona nos juntó, será porque merecemos estar juntas, eres una persona increíble, nos queda un largo camino juntas, lo tengo claro. 
No se cuanto tiempo pasará hasta poder verte a mi lado de nuevo, por eso quiero que esto te quede grabado, y cuando estés triste y no sepas que hacer, lo leas y lo releas y recuerdes que siempre va a haber alguien que esté a tu lado. Porque me toca devolverte todo lo que me has dado.
''Te quiero, un mundo''