viernes, 1 de junio de 2012

Carpe diem.

No se si estarás cuando necesite llorar, un abrazo o simplemente a ti. A lo mejor la probabilidad de encontrarte a mi lado en cualquier momento sea nula, o hasta negativa. Me paro a pensarlo, en las horas muertas en mi habitación, y llego a la conclusión de que lo probable es que no merezca la pena luchar por una persona que no lo hace por ti, que los ''Si tu saltas, yo salto'' han pasado de moda, que se regalan besos a cualquiera, y te quiero(s) a un más; pienso que estamos todos locos, que creemos morir de amor, cuando solamente morimos de celos, que luchamos, en plan peli americana, por ser 'superpopulares'. En resumidas cuentas, que perdemos el tiempo y no nos queremos dar cuenta. Deberíamos a buscar la felicidad, a la persona que nos hará feliz todos los días de nuestra vida, sonreír por lo que tenemos y no llorar por lo que nos falta. Por que tu, si TU, eres afortunado al estar leyendo esto. Sonríe, alguien se enamorará de tu sonrisa; pestañea poco, seguro que tienes una mirada preciosa; recógete el flequillo que seguro que tienes una cara preciosa; échate poca gomina, no la necesitas. Cada uno sonríe a su manera. Disfruta.