miércoles, 10 de octubre de 2012

Buenos días, príncipe.

-Te miro, estás tumbado en mi cama, en la nuestra, sonríes como bobo, mientras mantienes los ojos cerrados, ojala supiese si sueñas conmigo-
-Te miro, mis ojos están imantados a los tuyos-
-Te miro, y sonrío, esperando a que despiertes y me digas el 'te quiero' de cada día.-
-Te miro, y sé que eres lo mejor que me puede haber pasado-
-Te miro, y me siento afortunada, como ninguna, como nadie-
-Te miro, me siento pequeñita comparada con lo que eres tu-
-Te miro y me entran ganas de pasarme así una vida, disfrutando mientras tu disfrutas-
-Te miro y finalmente despiertas-
-Me miras, y oigo 'TE QUIERO, AMOR MÍO'-